Lácteos: ¿consumir o no consumir?

1Desde la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, surgió una información un tanto confusa para los consumidores. En un artículo traducido, se comentaba que esta prestigiosa institución hacía un llamado a NO consumir lácteos.

Sin embargo, ahondando en el tema, nuestro equipo descubrió la verdadera fuente de información, para que nuestros seguidores se informen correctamente.

Todos sabemos que el calcio es fundamental para fortalecer nuestros huesos. Lo que plantean los académicos de Harvard, es que “no está claro que necesitemos tanto calcio como se recomienda generalmente, ni que los lácteos sean realmente la mejor fuente de calcio para la mayoría de las personas”. Esto, considerando que así como pueden reducir el riesgo de osteoporosis o cáncer de colon, también aumentan el riesgo de cáncer de próstata, por ejemplo.

Otro detalle a considerar es la grasa. Si el producto lácteo es alto en grasas, también contendrá grandes cantidades de vitamina A, lo cual puede debilitar nuestros huesos.

A continuación, te dejamos los 4 tips que recomiendan desde Harvard para fortalecer tus huesos:

1. No sólo de leche vive el hombre:

Reduce el consumo de lácteos de 1 a 2 porciones por día. OJO! considerando OTRAS fuentes de calcio. La idea es que incluyas en tu dieta vegetales como espinaca, acelga, coliflor o brócoli, que también aportan vitamina K, un nutriente esencial para la salud de tus huesos. ¡Ah! ¡Y no olvides las legumbres!

22. Recuerda la vitamina D:

Generalmente se recomienda pasar unos 15 minutos diarios de exposición al sol (evitar el horario entre 12:00 am y 16:00 hrs pm) para fomentar la producción de vitamina D. Sin embargo, es importante conocer si neustros niveles son óptimos (existen pruebas sanguíneas para eso). También existen suplementos multivitamínicos; lo que recomiendan los expertos de Harvard es consumir uno que contenga entre 1.000 y 2.000 IU, diariamente. Considera consultar con tu médico si tu exposición diaria al sol es mínima (ya sea por elección o por el lugar donde vives), ya que puedes necesitar mayor cantidad.

 

3. No al sedentarismo:                                                                

3

Realizar ejercicio regularmente, como caminatas o trote, es esencial para formar y mantener tus huesos sanos. Intenta inculcar esto en tus hijos desde pequeños para evitar enfermedades como la osteoporosis en el futuro.

 

4. Cuidate del exceso de retinol (Vit. A):

4Todo exceso es malo, ¿verdad?

Asegúrate de no exceder tu consumo de leches fortificadas, barras energéticas o cereales para el desayuno, que pueden ser muy altos en vitamina A. Ojo, no confundir con los betacarotenos, precursores de esta vitamina y que no dañan los huesos. Los puedes encontrar en verduras como la zanahoria, tomate, acelga, espinaca, zapallo camote, entre otros.

 

Recuerda, la idea no es que dejes de consumir lácteos, sino que logres consumir una gran variedad de alimentos para obtener lo mejor de cada uno.

Referencias:

http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/calcium-and-milk/

 

Soy nutricionista de la U. de Chile, trabajo en atención primaria y experimento como escritora en Pindapps. Creo que somos lo que comemos y que la nutrición adecuada es la mejor medicina, por eso busco darte información clara y sencilla para que puedas elegir lo mejor.

También te podría gustar...

Tu opinión nos interesa: