Amaranto: con más hierro que la espinaca y más proteínas que la leche

¿Has escuchado sobre el Amaranto?

Photo Credit: A30_Tsitika via Compfight cc

Photo Credit: A30_Tsitika via Compfight cc

Este alimento es un pseudocereal, como la quínoa, que era considerado como “alimento de los dioses” por antiguos pueblos como los Aztecas o Mayas.

Actualmente, el amaranto es reconocido como uno de los frutos de moda por sus cualidades y beneficios, ya que, entre otras cosas es considerado como uno de los mejores productos de origen vegetal para el consumo humano, lo que ha generado su alta demanda [1].

Dato curioso: Al igual que la quínoa, el amaranto fue seleccionado por la NASA para alimentar a los astronautas por su aprovechamiento integral, sus propiedades nutricionales, la brevedad de su ciclo de cultivo y por su capacidad de crecer en condiciones adversas.

Pero.. ¿Qué lo hace tan especial? ¿O es sólo una moda?

Dentro de sus particularidades está que no contiene gluten, por lo que es ideal para personas celíacas.  Es, además, un alimento excelente para quienes sean intolerantes a la lactosa (ya que se puede hacer leche de amaranto).

Photo Credit: orgazmika via Compfight cc

Photo Credit: orgazmika via Compfight cc

La planta del amaranto se puede aprovechar en su totalidad, mientras sus hojas contienen Vitaminas A, B1, B2, B3 y C, minerales como calcio, magnesio, fósforo y hierro, y además contienen fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento; las semillas, por otro lado, poseen mayor concentración de proteínas vegetales que las semillas de los cereales, como el trigo o el maíz. Además, estas semillas son ricas en grasas beneficiosas y en sustancias con gran poder anticancerígeno.

Tanto las hojas como los granos del amaranto tienen efecto diurético y capacidad para regular la hipertensión, proteger el hígado, bajar los niveles de colesterol, prevenair la osteoporosis, regular los niveles de azúcar en sangre, combatir la desnutrición, la diarrea y proporcionar energía [2].

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el amaranto posee mayor valor proteico que la leche (un 3% más que el de la leche de vaca y 7% que la de soya). Esto se debe a que el amaranto contiene lisina, aminoácido que se encuentra en proporciones limitadas o nulas en los demás cereales, que eleva su calidad proteica .

Además de su gran contribución nutricional, al amaranto antiguamente, como indicábamos, se le adjudicaban propiedades “sagradas” como ser una fuente de felicidad, bienestar y alegría; junto con ser estimulante del buen humor, debido a la presencia de serotonina, sustancia que estimula el estado de ánimo y combate la depresión y el desánimo [3].

Importante es, por supuesto, saber que como todos los alimentos ninguno es milagroso, el amaranto puede aportar muchos beneficios a tu salud, pero si lo combinas con una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable igualmente.

¿De qué forma se puede consumir el amaranto?

Las hojas y tallos se cocinan como cualquier otra verdura de hoja, y se pueden añadir a ensaladas, guisos, purés, batidos verdes, tortillas, entre otros.

Mientras con las semillas puedes preparar leche vegetal, también se pueden añadir a sopas, guisos, para rellenos, papillas, se pueden combinar con cereales, legumbres, etc. o simplemente puedes sustituir los cereales de las recetas que sueles preparar por amaranto[1].

 

Referencias:

[1]: http://www.puntovital.cl/salud/amaranto.htm

[2]: http://www.ecoagricultor.com/amaranto-evita-enfermedades-cardiovasculares-diabetes-anticancerigeno/

[3]: http://www.guioteca.com/vida-sana/amaranto-el-grano-sagrado-que-aporta-mas-proteinas-que-la-leche/

 

También te podría gustar...

Tu opinión nos interesa: