La Fibra, ¿Por qué debemos consumirla?

La fibra vegetal es un tipo de carbohidrato que el cuerpo humano no asimila, y tampoco aporta calorías, sin embargo es muy beneficiosa para lograr saciedad y para una buena digestión[1].

Tipos de fibra:

Existen dos tipos, la fibra soluble y la insoluble.

La fibra soluble, en el estómago, se disuelve en el agua de los alimentos y en los jugos digestivos y se convierte en un líquido viscoso o gel. Este gel puede atrapar ciertos componentes alimenticios y hacer que sean menos disponibles para la absorción [2].

Fuentes de fibra soluble recomendadas:

  • Las leguminosas (lenteja, porotos, garbanzo)
  • La chía
  • El Salvado de avena
  • La mayoría de las frutas y verduras.

En el caso de la fibra insoluble ésta absorbe mucha agua, se hincha y se expande en el aparato digestivo, aumenta los movimientos intestinales y posibilita el desalojo de las heces. Comer fibra insoluble es un método muy eficaz y preventivo para el estreñimiento y otros trastornos digestivos como el síndrome de intestino irritable[2].

Fuentes de fibra insoluble a destacar:

  • El trigo y el maíz
  • El salvado de avena
  • Las nueces
  • Las semillas de linaza
  • Las pieles y cáscaras de frutas y verduras, como manzanas y papas

Para completar esta información y conozcas más de las fibras, te dejamos la siguiente infografía* para que revises:

2103632dc3b82fdd125832c42c180794 (1)

 

*Infografía extraída de pinterest

Referencias:

[1] “Alimentos ricos en fibra”: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000193.htm

[2] “¿Qué es la fibra?”: http://www.vivesanamente.com/que-es-la-fibra/

También te podría gustar...

Tu opinión nos interesa: