¿Cómo influyen nuestros hábitos alimentarios en los niños?

Photo Credit: juanita.laguna via Compfight cc

Photo Credit: juanita.laguna via Compfight cc

Siempre se han educado a los niños con buenas costumbres, “no hablar con la boca llena”, “pedir permiso antes de levantarse”, “no jugar con la comida”, pero ¿se les enseña a alimentarse bien?

La alimentación y nutrición son procesos influenciados por diferentes aspectos tanto, biológicos, ambientales como socioculturales y fundamentales para un desarrollo y crecimiento adecuado, por lo tanto es preciso que adopten hábitos alimentarios saludables.

Estos se verán afectados principalmente por la familia, el colegio y los medios de comunicación.

Desde antes de nacer que la alimentación es fundamental, comenzando por el  embarazo donde los nutrientes proporcionados por la madre serán necesarios para el desarrollo del feto y protectores de enfermedades y malformaciones como la espina bífida.

Luego al nacer, la lactancia materna, su única fuente de nutrientes, que dependerá en parte  de la alimentación de la madre, siguiendo con su primera comida a los 6 meses, sus primeras experiencias y sensaciones con los alimentos, que poco a poco va ir reconociendo.

Photo Credit: Alfred Hermida via Compfight cc

Photo Credit: Alfred Hermida via Compfight cc

Los primeros años son fundamentales para crear hábitos alimentarios que perduren durante toda su vida, están experimentando, todo es un mundo nuevo, y con los alimentos también, las texturas, la consistencia, los tipos, etc.  Además están desarrollando su personalidad, es una etapa en que copian y aprenden todo lo que ven a su alrededor, especialmente de sus padres o familiares que están constantemente con ellos.

Sumado a esto en la actualidad hay muchos factores que influyen en los malos hábitos adquiridos, la situación económica, el menor tiempo y dedicación que le dan los padres a sus hijos, la carencia de comunicación, la falta de autoridad, la publicidad asociada a la comida, etc. provocando que muchos niños coman lo que quieran.

Por lo mismo es importante cambiar tus hábitos alimentarios y tu conducta para poder ser el mejor ejemplo y así prevenir diferentes enfermedades que comienzan a desarrollarse en la infancia y se presentan en la vida adulta, así como también el sobrepeso y obesidad infantil.

Una buena alimentación es ideal para un buen funcionamiento de su cerebro y que logren así un desarrollo intelectual de acuerdo a su edad, además es fundamental para su sistema inmune que aun se está formando.

Por otro lado es primordial mantenerlos activos, los índices de sedentarismo son altísimos, llegando a un 90% de la población chilena, aprovechar el tiempo de calidad con ellos, jugar al aire libre, practicar un deporte juntos, caminar en familia, etc. Al final además de mantener su estado físico, los recuerdos de esos momentos se quedan grabados para toda la vida, más que una tarde de TV o juegos de consola.

Además el factor genético es importante, con un estilo de vida saludable podremos disminuir riesgos de padecer las mismas enfermedades que sus padres y abuelos, como diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, etc.

Entonces ¡debemos dar el ejemplo! Si comemos mal  ¿cómo esperamos que ellos tengan hábitos saludables?

Primero debemos enseñarles lo importante de la alimentación, incluir tardíamente la sal y azúcar, ya que en pequeños no es necesario.

Photo Credit: skippyjon via Compfight cc

Photo Credit: skippyjon via Compfight cc

Ir probando con alimentos variados, si no le agrada ver diferentes opciones para que consuma ese alimento en específico.

Preferir el consumo de frutas y verduras, carnes magras, pescados y mariscos, cereales integrales ,grasas saludables y el consumo de agua, evitando alimentos procesados y comida chatarra.

Jamás  premiar por comer ni obligar a hacerlo, debe tener claro que la alimentación es fundamental para realizar sus actividades.

El tiempo de comida debe ser en un ambiente armonioso y relajado, debe realizarse  en la mesa, no en  la cama, en el computador  etc. y sin distracciones como TV u otros.

Idealmente realizar recetas saludables variadas y atractivas para los niños, una buena opción es cocinar juntos, así reconoce diferentes alimentos, participa y refleja sus gustos.

Photo Credit: Tetra Pak via Compfight cc

Photo Credit: Tetra Pak via Compfight cc

Crear hábitos en relación a los horarios de comida, respetar los tiempos de desayuno, almuerzo, cena etc., así mantienen un orden evitando problemas digestivos y metabólicos.

Jamás herirlos, con alusiones a su contextura o imagen física o compararlos con otros niños, esto puede influir considerablemente en su autoestima, y conllevar a problemas psicológicos y desórdenes alimenticios que pueden perdurar hasta la vida adulta.

También es importante la educación nutricional en el colegio, pero como debemos saber la primera educación se debe realizar en casa!!!

Así que hereda hábitos alimentarios saludables a tus hijos y tendrán un mejor futuro 🙂

Nutricionista, titulada de la U. de Valparaíso Profesional responsable de la creación de conocimiento para nuestra aplicación móvil, junto con aportar en la redacción de artículos del blog Pindapps

También te podría gustar...

Tu opinión nos interesa: