La disputa de la salud de los consumidores y las empresas alimentarias.

Photo Credit: Fey Ilyas via Compfight cc

Photo Credit: Fey Ilyas via Compfight cc

 

Somos uno de los países con mayor porcentaje de obesidad infantil, tenemos bajos índices de actividad física y enfermedades crónicas que disminuyen nuestra calidad de vida.

Photo Credit: monkeyc.net via Compfight cc

Photo Credit: monkeyc.net via Compfight cc

Los hábitos alimentarios son cada vez menos saludables, desde niños se les consiente con dulces y comida rápida, los alimentos

van asociados a juguetes y la TV te inunda con  comerciales de comida poco saludable y tu hijo no para de pedirla.

Estas son una de las mayores razones de los altos índices de obesidad: falta de educación en temas de alimentación, un etiquetado

nutricional a veces confuso, un gran comercio de la comida chatarra y snacks, que abarcan todos los espacios.

Es por esto que se promulgó la llamada “ley del superocho”, a modo de regular el etiquetado y publicidad de los alimentos, basado en cuatro elementos: calorías, sodio, azúcar y grasas saturadas, considerados nutrientes críticos que favorecen la producción de diferentes enfermedades.

En relación a esto en un reportaje en el sitio de CIPER [1], se habla con profundidad sobre la negociación de esta ley, tomada en un

principio por el ministro Jaime Mañalich y siendo muy cuestionada, principalmente por afectar a pocos alimentos, dejando fuera a alimentos con gran cantidad de calorías, sodio, grasas, como chocolates, cecinas, sopas deshidratadas entre otras, además de no considerar la comida rápida o comida chatarra.

Photo Credit: jazzijava via Compfight cc

Photo Credit: jazzijava via Compfight cc

De esta forma, era el primer punto para las empresas alimentarias, un reglamento que las beneficia a ellas y no al consumidor.

Luego, con el cambio de gobierno y diferentes alegatos, se descartó lo hecho por Mañalich y volvió todo a cero.

En este caso la ministra Helia Molina creo un borrador más estricto, el más temido por la industria alimentaria, donde instaura cifras más pequeñas en relación al exceso o no de estos nutrientes críticos, además de incorporar la comida rápida y la asociación a juguetes etc.

Photo Credit: 'Ajnagraphy' via Compfight cc

Photo Credit: ‘Ajnagraphy’ via Compfight cc

Por lo tanto según  los cálculos de ABChile [2] indican que hasta un 80% de los alimentos envasados que actualmente se comercializan en el país podrían quedar con el rótulo de “Exceso en…”, un duro golpe a la industria alimentaria que cada vez se revela más, y confronta con argumentos que luego son repetidos en el congreso por personajes que tienen intereses de por medio, llegando a decir que sería el fin de espacios como la teletón, copa milo, copa cocacola etc.

Esta ley ha sido tramitada y esquivada por el simple hecho del poder que se le ha dado a la industria, un poder que puede ser peligroso y nada beneficioso para los consumidores, y es momento de que la autoridad vele por la salud y por mejorar esos altos índices que nos afectan tanto.

Sabemos que no es la única forma de revertir estos dígitos y crear conciencia, pero sí es un complemento, un avance , que junto a la educación, los profesionales acorde, programas variados y la propia responsabilidad de padres y consumidores podemos hacer las elecciones adecuadas para nuestra salud.

Esta ley necesita mejoras como incluir grasas trans, edulcorantes y aditivos que también son peligrosos para nuestra salud y pueden ir disfrazadas en alimentos que se ven inofensivos.

 

Así que te invitamos a leer el reportaje completo de CIPER e informarte sobre esta ley, donde esperamos que el futuro de ésta sea de menos a más.

 

Y por supuesto cuéntanos, ¿Qué opinas tu de esta nueva ley de alimentos?

 

Referencias:

  • [1 ]”Lo que está en juego en el último round de la guerra por la “ley del Súper Ocho””:

http://ciperchile.cl/2014/07/14/lo-que-esta-en-juego-en-el-ultimo-round-de-la-guerra-por-la-%E2%80%9Cley-del-super-ocho%E2%80%9D/

Nutricionista, titulada de la U. de Valparaíso Profesional responsable de la creación de conocimiento para nuestra aplicación móvil, junto con aportar en la redacción de artículos del blog Pindapps

También te podría gustar...

Tu opinión nos interesa: