Alimentación para combatir fatiga muscular

 Por Karen Mathias.

Quien no ha sufrido de calambres musculares ¿Qué son?  Contracciones involuntarias y dolorosas  que suelen producirse por la noche en los músculos de la pierna. ¿Qué lo provoca? La deshidratación  producto de ejercicio en exceso y la pérdida de minerales, también puede ser causada por otros factores como el vomito, diarrea o excesiva sudoración

Chica-con-calambres-700x460

En Pindapps  te damos una lista de alimentos y nutrientes para evitarlos:

  • Agua: los calambres se producen con mayor facilidad cuando existe algún grado deshidratación. Es aconsejable una adecuada hidratación.
  • Magnesio: interviene en la relajación muscular. Su carencia produce espasmos musculares. Las semillas de calabaza, girasol, sésamo son una excelente fuente de magnesio. También los frutos secos oleaginosos y las legumbres. El magnesio debe mantenerse en equilibrio con otros minerales como el calcio, el potasio, el sodio, para que el sistema neuromuscular funcione adecuadamente.
  • Potasio: su carencia debida a diarreas, vómitos o medicamentos diuréticos predispone a los espasmos musculares propios de los calambres. Todas las frutas y hortalizas, especialmente los plátanos, son buenas fuentes de potasio.
  • Vitamina B: su carencia puede favorecer los calambres, especialmente de la B2 y de la B6. El germen de trigo y la levadura de cerveza son buenas fuentes de estas vitaminas.
  • Caldos depurativos a base de apio y cebolla son muy recomendables, ya que contienen minerales alcalinizantes.
  • Fruta: es rica en minerales como el potasio y el magnesio, además de aportar agua y cierta cantidad de vitaminas B2 y B6. Acostúmbrate a los jugos de fruta, son una excelente opción.
  • Bebidas isotónicas: aportan ciertos minerales en una proporción idónea para reemplazar las pérdidas por sudoración.

Hay recetas de bebidas isotónicas caseras, muy efectivas y económicas. Incluimos una de ellas a continuación:

  • jugo de 2 limones
  • 1 litro de agua mineral
  • 1 cucharada grande de miel
  • Una pizca de sal marina yodada
  • Una pizca de bicarbonato sódico

También te podría gustar...

Tu opinión nos interesa: